=

Dos días en Valencia



  • Paseo en la Ciudad de las Artes de Valencia

¿Cómo aprovechar un fin de semana en esta ciudad mediterránea? Conociendo su moderna Ciudad de las Artes y las Ciencias, dando un paseo por su casco histórico, bañándote en sus playas, cenando su famosa paella…


XUtilizamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si continúas navegando, aceptas su uso. Más información.

Dos días en Valencia


DÍA 1: LA VALENCIA MÁS MODERNA

Uno de los emblemas de Valencia es su vanguardista Ciudad de las Artes y de las Ciencias. Un complejo cultural diseñado por Calatrava que te sorprenderá por su arquitectura. Si quieres disfrutar de todo lo que ofrece necesitarás buena parte del día para visitar el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe (muy interactivo), el Hemisfèric (sala de proyecciones en 3D) y el Oceanogràfic (es impresionante su túnel de 30 metros que permite una visión submarina de varias especies de tiburones). Para comer, lo mejor es que escojas cualquiera de los restaurantes del complejo. Cena en el casco histórico El clima de Valencia suele invitar a pasear por sus calles, así que ya tienes plan para la tarde-noche. Dirígete a los alrededores de las plazas de la Virgen y del Ayuntamiento y seguro que encuentras un buen sitio para cenar. Por esta zona descubrirás ejemplos de la arquitectura tradicional de la ciudad como el conjunto catedralicio, la Basílica de los Desamparados y el Palacio de la Generalitat.

Dos días en Valencia


DÍA 2: LA VALENCIA MARÍTIMA Y GÓTICA

Por la mañana puedes acercarte a la Marina Real, un área portuaria con el edificio de Veles e Vents. Después, tus pasos te llevarán al paseo marítimo de las playas de las Arenas y la Malvarrosa. Si el tiempo acompaña, ¿qué tal un chapuzón en el Mediterráneo? Si se te ha abierto el apetito, nada mejor que sentarte en alguna terraza y degustar una sabrosa paella mirando al mar. La Valencia gótica Aprovecha la tarde para conocer con la luz del día el centro histórico. Te recomendamos edificios como la Lonja de la Seda (declarada Patrimonio Mundial por la UNESCO), el Mercado Central, el Palacio de la Generalitat y la Catedral. Cuando vayas a esta última, sube a lo alto de la torre del Miguelete. Las vistas merecen la pena. A continuación, puedes dirigirte hasta la Torre de Serranos, a través de la que accederás al Puente de Serranos y a la principal zona verde de la ciudad: los Jardines del Turia. Por cierto, ¡no te olvides de tomar una horchata!

Dos días en Valencia


TEN EN CUENTA

Con algo más de tiempo también son más recomendables otras visitas como las torres de Quart, el Museo Nacional de la Cerámica o el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM). En la oficina de turismo podrás contratar rutas guiadas. El bus turístico es una opción para moverse. Puedes hacerte con una tarjeta turística para conocer la ciudad. http://www.valenciatouristcard.com/