=

Un día en Segovia



  • Vista de la Catedral de Segovia

¿Has oído hablar del Acueducto y el Alcázar de Segovia? Sólo por ver estas maravillas visitar Segovia, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, ya merece la pena. Sin embargo, la ciudad ofrece más. Con esta ruta podrás conocer lo principal en un día.


XUtilizamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si continúas navegando, aceptas su uso. Más información.

Un día en Segovia


MAÑANA (10.30 – 13.00 H.)

Segovia está muy cerca de Madrid, así que si vas desde allí, una de las opciones más recomendables es coger un AVE (Tren de Alta Velocidad) en la estación de Atocha. Primera parada en Segovia: el imponente Acueducto. Hazte una foto bajo el monumento. ¿Sabías que las piedras están unidas sin ningún tipo de material? Ahora te proponemos un paseo hacia el barrio Judío tomando la calle de Cervantes hasta llegar a la Puerta de la Luna que da acceso al Paseo del Salón. Desde aquí tendrás una estupenda panorámica del cinturón verde de la ciudad. Si subes por la Puerta del Sol llegarás hasta la Antigua Sinagoga Mayor. Una vez disfrutado el Barrio Judío, llega el momento de entrar a la Catedral, ya espectacular desde el exterior.

Un día en Segovia


MEDIODÍA (13.00 – 17.00 H.)

Llega el momento de comer. Encontrarás multitud de restaurantes en las calles que salen de la Plaza Mayor y en la Plaza del Azoguejo y alrededores. A la hora de pedir, hay platos imprescindibles como el cochinillo asado. Después de una relajada sobremesa puedes dirigirte al Alcázar. Te parecerá un castillo de cuento. Además de la visita al interior, te aconsejamos que subas a lo alto de su torre (152 escalones) La panorámica es increíble. Muchos dicen que, si te fijas bien, la forma de la ciudad se asemeja a un barco en el que el Alcázar es la proa, la Catedral es el mástil central y el Acueducto el ancla echada al mar de la Sierra.

Un día en Segovia


TARDE (17.00 – 20.30 H.)

Segovia está rodeada de un nudo verde que te gustará para pasear. Así que una buena forma de pasar la tarde es descender desde el Alcázar al río Eresma y, cruzando el puente, descubrir la iglesia de la Vera Cruz, el santuario de La Fuencisla y el Convento de las Carmelitas Descalzas. Existen itinerarios señalizados. Compras de recuerdo Es la hora de volver a la ciudad amurallada y comprar algún regalo. Pasando por el jardín de los Poetas, dirígete a la zona de la Plaza Mayor para encontrar toda clase de posibles detalles.

Un día en Segovia


NOCHE

Si un modo inolvidable de terminar la jornada es con una agradable cena con vistas al Acueducto iluminado. Prueba con las setas o los sabrosos chorizos de Cantimpalos. Después, si te apetece conocer la noche segoviana, hay múltiples locales de música moderna en el barrio de San Millán.

Un día en Segovia


TEN EN CUENTA

En la Plaza Mayor puedes alquilar bicicletas, muy recomendables para pasear por el cinturón verde de la ciudad. En el Centro de Recepción de Visitantes de la Plaza Azoguejo podrás contratar guías para toda la ciudad y sus monumentos. Puedes hacerte con una tarjeta turística para conocer la ciudad. http://www.turismodesegovia.com/es/entrevista-a-claudia-de-santos-tarjeta-turistica