=

Un día en Toledo



  • Vista del Alcázar de Toledo

La famosa “Ciudad de las Tres Culturas” (a escasos 70 kilómetros de Madrid) siempre gusta. Su casco histórico, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO, conserva el trazado que tenía en la Edad Media. Recorrer sus calles es una experiencia que hay que vivir.


XUtilizamos cookies para mejorar la experiencia de los usuarios. Si continúas navegando, aceptas su uso. Más información.

Un día en Toledo


MAÑANA (10.00 – 12.00 H.)

Punto de partida: la Plaza de Zocodover. Desde aquí puedes acercarte al Museo de Santa Cruz, un conjunto formado por el antiguo Hospital de Santa Cruz y el Convento de Santa Fe. Dentro de este último hay una inmensa cristalera desde donde se contempla una panorámica del Paseo del Miradero y el río Tajo. Y en el Hospital de Santa Cruz, te llamará la atención la escalera de mármol de Covarrubias. Es un buen momento para tomar un café. Por la zona hay varias terrazas, pero como estás muy cerca del Alcázar, te proponemos que lo hagas en su cafetería y aproveches para visitarlo (alberga el Museo del Ejército). Estarás en la colina más alta de la ciudad. Disfruta de las vistas.

Un día en Toledo


MEDIODÍA (12.00 – 15.30 H.)

Ahora puedes dirigirte a la Catedral. Tómate tu tiempo para visitarla. Tiene tanto que ver que merece la pena: la Capilla de los Reyes, la famosa Custodia de oro, los cuadros de la Sacristía, el Coro… Más adelante te esperan el Ayuntamiento y la travesía de la Cuesta de la Ciudad para llegar hasta la Iglesia de los Jesuitas. Otra buena oportunidad para contemplar los tejados de Toledo. Es el momento de comer y al lado tienes la calle Alfileritos, llena de restaurantes en los que sentarte tranquilamente. Como sugerencia de menú, por ejemplo, cocido, carcamusas, perdiz, venado…

Un día en Toledo


TARDE (15.30 – 19.30 H.)

Tras comer pon rumbo al barrio de la Judería. En la calle de Santo Tomé hallarás la iglesia del mismo nombre. Te recomendamos entrar para ver una de las obras más famosas del pintor El Greco: “El entierro del Conde Orgaz”. Muy interesantes resultan también la Sinagoga del Tránsito (sede del Museo Sefardí) y la Sinagoga de Santa María la Blanca. Más adelante encontrarás el imponente Monasterio San Juan de los Reyes, mandado construir por los Reyes Católicos. En todo este recorrido verás tiendas de objetos tradicionales. ¿Te animas a comprar una espada? Barrio de los conventos Llegarás subiendo por el Paseo de la Virgen de Gracia. En algunos de estos conventos podrás comprar dulces artesanales, aunque muchos son de clausura. Si levantas la mirada seguro que hay algún pasadizo elevado: los utilizaban las congregaciones para no ser vistas. Caminando llegarás hasta la Mezquita del Cristo y la Puerta del Sol, desde donde se divisa la Iglesia de Santiago del Arrabal y la parte interior de la Puerta de Bisagra.

Un día en Toledo


NOCHE

Nuestra última sugerencia para un día de lo más completo es que cojas un taxi que te lleve hasta el Parador de Turismo (en uno de los cerros de las afueras de la ciudad). Aquí puedes tomar algo en la terraza de la cafetería mientras disfrutas de una puesta de sol y la ciudad va iluminando sus monumentos.

Un día en Toledo


TEN EN CUENTA

La entrada a la Catedral se compra en la oficina situada enfrente de la Puerta Llana, en la calle Cardenal Cisneros. Además, los domingos, durante la Misa Mayor, se puede escuchar el impresionante órgano. Existen visitas guiadas nocturnas por la ciudad. Infórmate en una oficina de turismo. Puedes hacerte con una tarjeta turística para conocer la ciudad. http://www.toledocard.com/